Quien traicionó al proyecto de nación en 2018 (LWA), no sería el candidato idóneo de Morena a gobernador: síndico Solorio

Lourdes Cobos/NOTYMAS

Acapulco, Gro., enero 15 del 2020 (NOTYMAS).- Ni unidad ni futuro con quien traicionó el proyecto de nación en 2018, sentenció Javier Solorio Almazán, síndico Administrativo del gobierno de Acapulco en alusión a Luis Walton Aburto, quien aspira a la candidatura de Morena al gobierno de Guerrero y quien convocó a la unidad durante una asamblea de ese partido, ocurrida el sábado pasado.

Solorio Almazán, junto con la diputada local por Morena, Mariana García Guillén y el regidor Javier Morlett Macho, coincidieron en que el candidato al gobierno de Guerrero deberá ser un militante con trayectoria dentro del partido guinda y no un externo.

Solorio Almazán fue más allá: “no se puede prometer un futuro con personajes que, administrativamente, no demostraron tener capacidad; no puedes prometer un futuro con lo peor del pasado”.

Añadió que quienes se “jactan” de haber apoyado el proyecto en 2006 no lo hicieron en 2018, abandonaron la “madre de todas las batallas” en 2018 y “¿ahora se quieren sumar?… ¿se podrá hacer unidad con quien traicionó el proyecto de nación en 2018?”.

El síndico administrativo Solorio aseguró que el ayuntamiento está “sumamente endeudado” por arrastrar préstamos que no pagaron los gobiernos de Manuel Añorve Baños y Luis Walton Aburto –no los mencionó-, ambos aspirantes a ser gobernadores de Guerrero.

Solorio dijo que en 2011 (gobierno de Añorve Baños), el gobierno se endeudó con 360 millones de pesos (mdp); ése mismo año, se pidió otro préstamo por 63 mdp; ninguno de los créditos se pagó y la deuda fue de más de 420 millones de pesos.

En tanto, para el 2012, durante el gobierno de Luis Walton Aburto, se pidió un crédito por 80 mdp; Solorio Almazán apuntó que el capital no se pagó, aunque sí mínimos de 300 mil pesos mensuales.

Añadió el sindicó que en octubre del 2014, esa administración se vio obligada a refinanciar con el banco Interacciones –hoy, integrado a Banorte- la deuda de más de 459 millones de pesos, obligándose el gobierno actual a pagar poco más de 4 mdp al mes, “de los cuales la gran mayoría” es para cubrir los intereses de la deuda.

TOCAR LA PUERTA

La diputada Mariana García Guillén, por su parte, aseguró que todos y todas “son bienvenidos a este partido pero no condicionando una candidatura”, señaló a la pregunta de si apoyaría una eventual candidatura de Luis Walton por parte de Morena.

Además, que deben cuidar “el origen de nuestro próximo candidato a gobernador”, aunque dijo que no se debe descalificar ni ofender a nadie” y estar abiertos a “todas las alternativas que sumen y que no resten, y que nos permita salir a una contienda no solo unificados sino competitivos”, con un candidato “honesto” y que cumpla con los principios e ideales de Morena porque “no podemos echar a la basura este esfuerzo e irnos con cualquiera que quiera tocar la puerta, abrir la puerta y vámonos para adelante”.

PUERTAS ABIERTAS… PERO

El regidor Moreltt matizó conque Morena ha sido un partido que ha abierto sus puertas a la sociedad civil, como su caso y que no cree que vaya a cambiar, pero aunque “no cerraría las puertas a nadie”, dijo que en el “abanico” de aspirantes a candidaturas, ex extenso “en personajes, unos con un historial que han demostrado exactamente lo contrario de lo que Morena quiere impulsar”, como es el vínculo de aquellos personajes “que se han hecho millonarios” desde la política.

Sin embargo, Morlett –“cauto y ecuánime”, dijo la diputada García Guillén- aseguró que las candidaturas no son un tema “importante para mí en estos momentos”.  (www.notymas.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *