Denuncia la CRAC-PC que civiles armados atacaron la comunidad de Tula municipio de Chilapa

Baldemar Gómez/NOTYMAS 

Chilapa de Álvarez Gro., julio 21 del 2019 (NOTYMAS). –Grupo Paz y Justicia, aliado del grupo delictivo “Los Ardillos”, atacaron la noche del pasado viernes el poblado de Tula, perteneciente al municipio de Chilapa de Álvarez, ubicado en la carretera federal que va al municipio de Hueycantenango, en la Montaña Baja, dieron a conocer integrante de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores (CRAC-PF).

A través de un comunicado de prensa difundido la CRAC-PF, denunciaron la agresión que ocurrió la madrugada del sábado, cuando civiles armados atacaron la comunidad de Tula perteneciente a la CRAC-PF. 

Insistieron en su llamado de auxilio al gobierno “No fuimos escuchados, pedimos auxilio al gobierno por el enfrentamiento en la comunidad antes mencionada, se hizo sordo”, denunciaron.

Por otro lado, cabe destacar que el Concejo Indígena y Popular de Guerrero- Emiliano Zapata (CIPOG-EZ), también denunció este ataque ocurrido la madrugada del pasado sábado, en donde “Varios comandos armados del grupo narco paramilitar de Los Ardillos, atacaron y sitiaron la comunidad de Tula. 

Es importante mencionar que, en esta parte de la Montaña Baja, en las últimas semanas han sido ejecutados al menos nueve indígenas, la mayoría miembros de la CRAC-PF.

Ante esta situación, exigieron a los tres niveles de gobierno y a la Guardia Nacional que brinden seguridad al pueblo “Porque nosotros como CRAC-PF, y autoridades municipales de las 14 comunidades, en asamblea regional se acordó que nosotros no queremos caer en confrontación con ningún grupo delictivo”, acusaron.

Se informó que el grupo delictivo que llevó a cabo el ataque fue “Los Ardillos”, que se auto denominan policía por La paz y la justicia que encabezan, Tranquelino Palatzin Tranquero, de la comunidad de Xochicalco, Lázaro Cocotzin Morales, de la comunidad de Colotepec, y Audencio Lucas Rosario de la comunidad de Coatzingo”.

La CRAC-PF responsabilizó a dichos dirigentes del Grupo de Paz y Justicia, del ataque al poblado de Tula, ocurrido el sábado por la noche “Donde fueron balaceadas las viviendas con arma de alto calibre queriendo masacrar al pueblo, tratando de matar hombres, mujeres, y niños”.

Por igual demandaron al gobierno que “abra el paso del crucero de Jahüey; y el crucero de Tlanipantla, Atzacoaloya, que va  hasta los ajos. Ya basta de tanto secuestro homicidios, tortura, y violaciones, así como los asesinatos a gente inocente”, concluyó. (www.notymas.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *