La cosecha del campo guerrerense “Ya valió”

Jaime García/NOTYMAS

Chilpancingo, Gro., julio 15 del 2019 (NOTYMAS). – Luego de cumplirse la fecha que pacto el gobierno federal para concluir la entrega del fertilizante en todo el estado y no haberse logrado, el dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Independientes, Evencio Romero Sotelo, aseguró que para el campo guerrerense la cosecha es un tema que “ya valió”, porque aseguró que ya se rebaso el tiempo que necesitaban los campesinos.

Tras no haberse cumplido con lo prometido por parte del gobierno federal, de hacer entrega del fertilizante a más tardar el quince del presente mes y no lograrse, el ex diputado local, lamentó la falta de respuesta por parte del gobierno federal y dijo que, para los campesinos del estado, la cosecha “ya valió”, porque los tiempos ya fueron rebasados.

El líder campesino dijo que en la parte alta de Guerrero el crecimiento de la milpa está en un tramo muy importante para su producción, por lo que el fertilizante ya no tiene un uso necesario.

Aseguró que tal vez en la parte baja de la región centro el fertilizante pueda servir, pero en un porcentaje muy bajo, porque las cosechas ya están listas y en otras ya no tendrá un desarrollo que se esperaba.

“El daño ya está hecho, porque Pablo Amílcar y Jorge Gage, causaron un estrago peor que Ingrid y Manuel, aquí se llama la tormenta perfecta, ya que ambos personajes le dieron en la madre al campo de Guerrero”, acusó.

Insistió en que no se adquirió el suficiente fertilizante, además de haberse manipulado el padrón por los Servidores de la Nación, “lamentablemente censaron a personas de colonias y no del campo y dejaron a los verdaderos campesinos que producen”.

Indicó que tiene conocimiento que el súper delegado Pablo Amílcar y el coordinador de fertilizante Jorge Gage Francois, pretenden justificar su mal trabajo, diciendo que los campesinos vendieron el insumo y no lo utilizaron en el campo.

Reconoció que el fertilizante fue entregado en gran parte a personas de diversas colonias en los municipios y no a los verdaderos productores, por lo que estos se dedicaron a vender el insumo a los campesinos que si tienen tierras que trabajar.

Propuso que se compense a los campesinos que no recibieron el fertilizante, haciendo uso de los 400 millones de pesos que sobraron para la compra del insumo, para que se adquiera maíz y este sea entregado a los productores del campo que no sembraron o que perdieron sus cosechas.

Finalmente señaló que existe mucha desesperación por parte de los campesinos, y que por ello están saqueando las bodegas, “ojalá el Gobierno federal rectifique y quite a estas dos alimañas”, concluyó. (www.notymas.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *