Chilpancingo Noticias Política

Asevera Toño Gaspar que no permitirán que vuelvan a cortar energía eléctrica para bombear agua a Chilpancingo.

Juan José Romero/NOTYMAS

Chilpancingo, Gro., diciembre 6 de 2018 (NOTYMAS). El alcalde capitalino Antonio Gaspar Beltrán aseveró que no permitirán que vuelvan a cortarle el suministro de energía eléctrica para bombear el agua para los hogares de Chilpancingo, esto luego de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE), interrumpiera el servicio por falta de pago del ayuntamiento.

 

Entrevistado al término del informe de la presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa, el edil señaló que “ya dijimos que ya no vamos a permitir que nos corten el sistema de luz, vamos a conectarnos, nos vamos a conectar, yo no voy a permitir que nos cierren la energía eléctrica para un sistema que es del pueblo”, expuso.

 

Incluso se dijo consciente que hacerlo (conectarse) es un delito bajo el argumento de que “o cometes delito o le sirven al pueblo”, y señaló que recurrirán a un “diablito” como se conoce coloquialmente a una conexión clandestina para “robarse” la energía eléctrica.

 

Gaspar Beltrán dijo que “no se vale” que la paraestatal corte el suministro de energía y deje sin el vital líquido (agua) a la ciudad que reclama el servicio al ayuntamiento cuyo organismo operador de agua enfrenta un déficit importante que se viene arrastrando desde administraciones anteriores.

 

Lanzó la invitación a los medios de comunicación cuando acuda a “conectarse” clandestinamente a la CFE, “y sean parte también de ese delito”, expresión con la cual dio por concluida la entrevista.

 

En otros temas, el primero edil de Chilpancingo, reprochó que cada que alguna manifestación cierra las puertas del ayuntamiento cuesta al erario entre 150 y 200 mil pesos diarios que deja de percibir las arcas municipales, por lo que pidió a los trabajadores aglutinados en los diversos sindicatos, a no cerrar el ayuntamiento.

 

El miércoles anunció que el déficit presupuestal que enfrenta el ayuntamiento es de 67 millones de pesos para cumplir con los pagos de fin de año a los trabajadores que laboran en el municipio, reiterando la comprensión de la base trabajadora para que no se manifieste cerrando las puertas del ayuntamiento.

 

Reconoció que reclamando no obtendrán nada porque el ayuntamiento no cuenta con recursos para aumentos salariales, “estamos en el proceso gestión y esperamos que ellos se sumen también ante el gobierno federal.

 

En cuanto a la decisión de solicitar a la Secretaría de Hacienda que realice una auditoría al ayuntamiento refirió que al hacerlo “se piensa que ando cobrando facturas políticas, que andamos en cacería, por eso estoy pidiendo que sea hacienda federal”, señaló.

 

De igual forma dijo que dependiendo de la respuesta que el gobierno del estado le dé sobre la solicitud de recursos para el pago de salarios y prestaciones de fin de año, tomará la decisión de solicitar un préstamo bancario para poder cubrir sus compromisos.

 

A pregunta expresa, Gaspar dijo no estar arrepentido de asumir la responsabilidad qué actualmente ostenta como presidente municipal, porque se trata dijo de uno de sus sueños hecho realidad. (www.notymas.com)

 

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *