Noticias

Condenan y repudian organizaciones de mujeres agresiones contra activistas de la Red ddeser.

Magaly Rodríguez/NOTYMAS

Chilpancingo, Gro., julio 31 de 2018 (NOTYMAS). Organizaciones de Mujeres, condenaron y repudiaron las agresiones en contra de activistas Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (ddeser) ubicadas en Chilpancingo, por parte de integrantes de otras organizaciones que se manifestaron en contra de la apertura de una clínica autoridad para la interrupción de embarazos, los responsabilizan decualquier cosa que les ocurra a ellas y sus familias, son de “doble moral”, señalan.

 

Marina Reyna Aguilar y María Luisa Garfias Marín, Hermelinda Tiburcio Cayetano, representantes de las organizaciones “Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres Asociación Civil”, “Aliadas por la Justicia” y Kinal Antzetik”, respetivamente, repudiaron las agresiones que este lunes sufrieron integrantes de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México, por parte de supuestos defensores de la familia, que se oponen a la apertura de una clínica para realizar interrupciones legales de embarazos.

 

María Luisa Garfias Marín, presidenta de la organización, “Aliadas por la Justicia”, señaló que, a diferencia de la ciudad de México, donde las mujeres tienen toda la libertad de decidir sobre su cuerpo, sobre si desean o no ser madres, en el Estado de Guerrero, no existe.

 

Lamentó estas agresiones en contra de quienes dijo, desde hace años, se dedican a la promoción de la salud sexual y reproductiva, para evitar embarazos no deseados en adolescentes, la transmisión de enfermedades sexuales como el sida, entre otras actividades, y responsabilizó de cualquier cosa que les ocurra tantoellas como sus familiares, al tener plenamente identificados a los agresores pertenecientes a organizaciones como del Frente Nacional por la Familia, Red Guerrero por la Vida, Red Familia, Ciudadanos Solidarios para el Desarrollo, Unión Nacional de Padres de Familia, Comité Nacional Provida, Poder Laico Guerrero.

 

La activista, calificó de “doble moral”, a estas personas que se oponen a la apertura de esta clínica, debido a que por un lado se oponen a la interrupción del aborto, pero por otra, dejan indefensas a las víctimas de violación que deciden interrumpir su embarazo, las criminaliza, pero nunca las ayuda a mantener ni a cuidar al hijo o la hija producto de esa violación.

 

Destacó que la ley establece la libertadde las mujeres a decidir, si continúan o no con el embarazo producto de una violación, “hay mujeres que a pesar de haber sido violadas por su papá, por sus hermanos, sus tíos, sus abuelos, ellas quieren seguir su embarazo y están en su derecho pero también hay quienes no están dispuestas continuar un embarazo, producto de una violación y se tiene que proteger el derecho de esas mujeres” expuso Garfias Marín, quien agregó que está demostrado que el 94 por ciento de las mujeres violadas han sido por familiares, por personas que las conoce y viven ahí donde ellas están y el resto por desconocidos.

 

Marina Reyna Aguilar, “Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres Asociación Civil”, acusó que también hace falta mayor capacitación a jueces y magistrados, debido a que no están juzgando con perspectiva de género.

 

Hay funcionarios que se olvidan que ley es primero y después las ideas católicas, creencias de cada uno, que ellos han sido elegidos para que haya paz en el país, en el Estado, para que la violencia se erradique y no para que representen a ciertos grupos religiosos, que condicionan la vida y la libertad de las mujeres, a las creencias de estos funcionarios por eso a pesar de que el gobierno mecano se comprometa y firme normas internacionales en la práctica lo que ha hecho el Estado Mexicano a través de sus autoridades es generar omisión, impunidad para que las mujeres no accedan a la justicia, acusan.(www.notymas.com)

 

 

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *