Política

ncrementan casos de diabetes, hipertensión y depresión entre familiares de desaparecidos.

*Del 2013 al 2017, se tienen registradas 105 desapariciones en la región de la montaña baja

Magaly Rodríguez/NOTYMAS

Chilpancingo, Gro., mayo 28 de 2018 (NOTYMAS). Debido a la situación por laque atraviesan, en los últimos meses, padecimientos como diabetes, hipertensión, depresión, entre otros, se han incrementado entre familiares de desaparecidos, y la Secretaría de Salud, así como la Comisión ejecutiva para la Atención a Víctimas (CEAV), se niegan a atenderlos adecuadamente.

José Raymundo Díaz Taboada, representante del Colectivo contra la Tortura y la Impunidad, dijo que desde hace medio año a la fecha aproximadamente, han venido “rastreando”, los impactos que la violencia, desapariciones y ejecuciones, han dejado en las familias de Chilapa y Zitlala.

En los estudios realizados, han detectado las llamadas secuelas psico sociales, que tiene que ver con ansiedad, miedo, preocupación, “pero no son las preocupaciones cotidianas, no es el estrés que tenemos todos por el trabajo, de tener recursos para llevar el sustento, en este caso se trata de una angustia por el estado de salud, por la vida del desaparecido”.

Esta preocupación afecta el apetito, el sueño de las personas, el intelecto, las capacidades físicas, el permanente estado de stress provoca un cansancio permanente que provoca un desgaste tanto físico como mental. Esta situación de angustia permanente a su vez agudiza enfermedades que de por sí ya venían padeciendo, como pudiera ser la hipertensión, diabetes, dolores reumáticos, y facilita también, la aparición de infecciones agudas como respiratorias, o digestivas.

Todo esto, sumado a la mala alimentación por la falta de recursos, que se agudiza debido a que generalmente la persona desaparecida era el proveedor económico de las familias, pero quien se queda como responsable, tiene doble responsabilidad, la de ella misma y la de los hijos que quedan a su cargo.

A pesar de esta situación, instituciones como la Secretaría de Salud, se habría comprometido a dar atención tanto médica como psicológica a las familias de desaparecidos, ha incumplido, en la última brigada médica realizada el pasado 16 de mayo, 16 recetas no fueron surtidas, por falta de medicamento, al buscar la forma de surtirlas, cinco días después, fueron apoyadas en la jurisdicción sanitaria 03.

Por otro lado, la Comisión ejecutiva para la Atención a víctimas (CEAV), se niega a liberar los recursos que tiene asignados de 10 millones de pesos para el fondo de ayuda a víctimas, bajo y argumento que no pueden otorgar apoyos si no los pueden comprobar.

Manuel Hernández Olivares, del Centro de Derechos Humanos “José María Morelos y Pavón”, dio a conocer que, en dicha organización, del 2013 al 2017, tiene registradas 105 desapariciones en la región de la montaña baja, en lo que van del año, saben que hay otras más, pero no están debidamente denunciadas ni registradas.

En tanto que Guadalupe Rodriguez Narciso, del Colectivo de Desaparecidos de Chilpancingo, del 2010 a la fecha, tendrían registradas 400 personas desaparecidas. (NOTYMAS)

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *